fbpx

Rolls-Royce presenta el banco de pruebas de motores de aviación más grande e inteligente del mundo

Rolls-Royce ha completado con éxito el primer funcionamiento del motor en su banco de pruebas Testbed 80 de última generación, que será el banco de pruebas aeroespacial interior más grande e inteligente del mundo cuando se inaugure oficialmente en los próximos meses.

Con un área interna de 7.500 metros cuadrados, lo que lo hace más grande que un campo de fútbol, el banco de pruebas realizó su primera ejecución con un motor Rolls-Royce Trent XWB en las instalaciones de prueba en Derby, Reino Unido. Este es un hito importante en el proyecto que ha estado en construcción durante casi tres años y representa una inversión de más de 100 millones de euros.

Chris Cholerton, presidente de Rolls-Royce Civil Aerospace, asegura que “hoy es un hito importante en nuestro viaje hacia un futuro más sostenible para la industria aeroespacial y la aviación. Tesfbed 80 no solo probará motores como el Trent XWB, el motor aeronáutico más eficiente del mundo en servicio, sino también los motores y sistemas de propulsión del futuro, que nos verán dar un paso más hacia la descarbonización. Es fantástico que la primera prueba del motor haya sido un éxito y esperamos la inauguración oficial de las instalaciones en los próximos meses”.

Testbed 80 ha sido diseñado para probar una gama de motores actuales, incluidos el Trent XWB y el Trent 1000, pero tendrá la capacidad de probar el demostrador UltraFan, nuestro modelo para la próxima generación de motores aún más eficientes, así como los sistemas de vuelo híbridos o totalmente eléctricos del futuro. La versatilidad del banco de pruebas significa que puede acomodar motores de todos los tamaños, que es suficiente potencia para lanzar un Boeing 747.

Como parte de la estrategia de descarbonización, también están comprometidos en promover la ampliación de los combustibles de aviación sostenibles (SAF), que ya se pueden utilizar como combustible “directo” en nuestros motores existentes. Para respaldar este compromiso, Testbed 80 está equipado con un tanque de combustible de 140.000 litros para diferentes tipos de combustible, incluido el combustible de aviación sostenible.

Los sistemas de datos dentro de Testbed 80 son más capaces y complejos que cualquiera de nuestros bancos de pruebas existentes y entregan datos en el menor tiempo posible directamente al almacenamiento seguro, vinculado por primera vez a nuestros ingenieros y modelos analíticos. Puede recopilar datos de más de 10.000 parámetros diferentes en un motor, utilizando una intrincada red de sensores que detectan incluso las vibraciones más pequeñas a una velocidad de hasta 200.000 muestras por segundo. Los datos ayudan a comprender mejor los motores, monitorizando cómo se comporta cada componente en una variedad de condiciones y, en consecuencia, brindando información crucial para informar las futuras mejoras del motor en cuanto a disponibilidad y eficiencia.

El banco de pruebas también alberga una potente máquina de rayos X que es capaz de capturar 30 imágenes por segundo y transmitirlas directamente a una nube segura, donde ingenieros de todo el mundo pueden analizarlas junto con otros 10.000 parámetros de datos que se pueden medir. “Somos el único fabricante de motores del mundo que hace rayos X de nuestros motores mientras están en funcionamiento. Esta prueba única nos permite inspeccionar motores a niveles mínimos de detalle y obtener niveles precisos de datos”, dice la empresa.

Parte del desarrollo de nueva tecnología para Testbed 80, específicamente para UltraFan, ha sido respaldado por el proyecto PACE de ATI.

× ¿Cómo puedo ayudarte?